Un conocimiento adecuado sobre prevención de incendios es de vital importancia, no saber cómo reaccionar llegado el caso puede hacer que un pequeño fuego acabe en tragedia.

prevención de incendios

La protección de nuestras familias y hogares ante cualquier tipo de siniestro es algo que nos preocupa a todos. En ocasiones, se producen accidentes relacionados con el fuego que requieren una rápida intervención para minimizar los riesgos.

Detener el fuego en los primeros momentos es crucial para evitar su propagación. 

Los incendios en cifras

En Europa mueren anualmente 4.000 personas a causa de los incendios y en España esta cifra ronda los 150 fallecidos; a diario se producen entre 50 y 80 incendios domésticos, que en el 90% de los casos se extinguen sin provocar víctimas.

Elementos básicos para la prevención de incendios

La Asociación Profesional de técnicos de bomberos destaca tres elementos básicos en la prevención de incendios, que tendrían que estar presentes en todos los hogares, y cuyo estado y mantenimiento debe comprobarse de manera periódica:

  • Detector de incendios: una fuerte alarma avisa ante la detección de humos, incendios o gases. Supone el mejor sistema para prevenir incendios en el hogar durante la noche. La instalación es sencilla y apenas necesita mantenimiento. El mejor lugar para colocarlo es el pasillo, donde puede ser escuchado desde toda la vivienda. Es un sistema aún poco utilizado en nuestro país, pues el número de hogares españoles que cuenta con un detector de incendios ronda el 25%, frente al 93% de Estados Unidos.
  • Extintor de incendios portátil: es muy eficaz para sofocar de forma inmediata pequeños incendios en origen, siempre dirigiendo el extintor a la base de la llama. Ha de estar cargado, en un lugar visible y de fácil acceso y debe conocerse su funcionamiento. Para uso doméstico son muy recomendables los extintores de espuma.
  • Manta apaga fuegos: es un eficiente sistema de extinción, en especial para materiales líquidos inflamables. La manta ejerce de escudo protector frente al fuego al intentar cubrir la llama, que se extinguirá por la falta de oxígeno. Al igual que el extintor, debe situarse en un lugar visible y fácil de alcanzar.

Diez consejos para la prevención de incendios

La Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos elaboraron en 2010 un folleto con diez consejos para la prevención de incendios en el hogar.

  • Revisar la instalación eléctrica: ante el peligro de cortocircuitos.
  • Vigilar el gas: las estancias con cocinas, calentadores o estufas de gas han de tener ventilación al exterior. Las bombonas de butano deben almacenarse al aire libre.
  • Atención a las estufas y los radiadores: las estufas pueden originar un incendio, por lo que no deben ubicarse cerca de muebles o cortinas. Además, no pueden ponerse a secar prendas de ropa sobre ellas ni en los radiadores.
  • Máxima precaución con los braseros: los braseros de carbón o leña son muy peligrosos.
  • Cuidado con los productos inflamables: no han de manipularse, posar o almacenar productos inflamables cerca de puntos calientes, como hornos, cocinas o placas.
  • Limpiar campana y chimenea: la campana extractora y la chimenea deben limpiarse de forma periódica. La acumulación de grasa, suciedad o polvo en los conductos puede producir incendios.
  • Espacio entre calentadores: los calentadores de agua portátiles han de situarse con la distancia suficiente respecto a cualquier objeto o material susceptible de quemarse.
  • Ojo con las lámparas: es frecuente colocar sobre las lámparas de noche algún pañuelo o prenda para atenuar la luz de la estancia, pero puede arder y originar un incendio.
  • Comprobar los sistemas de seguridad contra incendios: cada uno de estos equipos tiene una determinada vida útil, por lo que conviene consultar con el fabricante o instalador su fecha de caducidad y sustituirlos cuando sea necesario.
  • Alerta ante los descuidos: los pequeños despistes son una de las principales causas del origen de los incendios. Fumar, dejar velas encendidas sin vigilancia u olvidar la plancha apoyada en la ropa son algunos de los más habituales.

Noticia actualizada el 29 de Marzo de 2017.